Confusión y decepción ante el Supremo de EE.UU. al conocer la inmunidad parcial a Trump

“Me temo que esto va a suponer otro paso para acabar con la democracia”, reaccionó así a la inmunidad parcial al expresidente Donald Trump (2017-2021) Joan Bautista, una activista por los derechos humanos frente al Tribunal Supremo de Estados Unidos.

La mujer, que aseguró que siempre intenta acercarse a este tribunal cuando se esperan decisiones importantes, se refería así a la postura que la máxima instancia estadounidense compartió sobre el intento de Trump de revertir las elecciones que desembocó en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

El fallo, por seis votos contra tres, determinó que los actos “oficiales” del ahora precandidato republicano, como mandatario, sí que quedan protegidos, pero no los “no oficiales”, articulando que “un expresidente tiene derecho a inmunidad absoluta frente a un proceso penal por acciones dentro de su autoridad constitucional concluyente”.

La primera reacción a esta resolución del centenar de personas reunidas cerca del alto tribunal -prácticamente en su totalidad a favor de que Trump fuese procesado- fue de alegría, pero los aplausos y las celebraciones se convirtieron en pocos segundos en confusión y continencia.

“Aún no puedo tener una opinión completa porque necesito saber qué significa exactamente ‘oficial’ y ‘no oficial’, la decisión debería ser más clara”, dijo a EFE Wesley Hoy, acompañado de su hermano gemelo Luther.

Unas dudas que compartieron la mayoría de los congregados que, a medida que llegaba más información en sus teléfonos móviles, leían en voz alta los detalles de la sentencia y los análisis de la prensa para aclarar con sus acompañantes las inconcreciones del texto.

De hecho, la decisión puede considerarse una victoria para el republicano, pues probablemente le permitirá evitar comparecer ante otra corte antes de los comicios del 5 de noviembre, donde podría enfrentarse con el actual presidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden.

“Todo lo que sea alargar el proceso judicial, juega en favor de Trump”, concluyó Lisa Swanson, de 68 años, que tachó la sentencia de “confusa y decepcionante”.

Aunque los asistentes no apuntaron a que la inmunidad parcial a Trump pueda tener un gran impacto en cómo van a suceder las semanas previas a las elecciones presidenciales y en la campaña, sí que concordaron en que algo tiene que cambiar en las filas demócratas.

Los gemelos Hoy, que cumplieron la mayoría de edad a inicios de este año, van a poder votar por primera vez el próximo noviembre, y tienen claro que si el Partido Demócrata quiere ganar “tiene que encontrar otro candidato ya”, tal y como afirmó uno de ellos, Luther.

Esa opinión la comparten varios de los asistentes. Bautista, la activista que suele acercarse al tribunal en días importantes, cree que un “nuevo demócrata” es necesario porque con el debate presidencial de la semana pasada en la cadena CNN entre Biden y Trump se demostró que el presidente “ya no puede combatir al fascismo”.

El caso de inmunidad ante el Supremo surge de un tribunal federal de Washington D.C., donde un gran jurado en agosto de 2023 le imputó tres cargos penales por intentar revertir los comicios que perdió frente a Biden en 2020 e instigar el asalto al Capitolio de 2021, que ocurrió cuando estaba prevista la certificación de los resultados electorales. Washington (EFE)

Top